Detalles del proyecto

Descripción

La violencia contra las mujeres (VcM) es una fragante violación de los derechos humanos y un serio problema de salud pública con impactos significativos en la economía y el desarrollo de los países. No existe país libre de VcM, por lo que su erradicación constituye una preocupación global y un objetivo del desarrollo sostenible. Durante las últimas cuatro décadas, muchos Estados han creado contra ella diversos mecanismos de atención y prevención. Sin embargo, el problema es tan complejo y prevalente que se requiere la participación conjunta de todas las instituciones de la sociedad. Las empresas pueden ser aliadas poderosas en la prevención, pues tienen poder, recursos e influencia, además de muchas condiciones propias de su organización para generar cambios de comportamientos sostenidos. Una forma efectiva de involucrarlas es mediante la generación de evidencia científica que demuestre el alto impacto que tiene la VcM en la productividad de su fuerza laboral y qué tan rentable puede ser la prevención empresarial para mitigar esos costos. Al respecto, ya se tienen algunos avances. Se ha medido los costos empresariales de la VcM en países de baja competitividad, tanto en Sudamérica (Bolivia, Perú y Paraguay) como en África y Asia (Ghana, Sudán del Sur, Pakistán). Sin embargo, aún se carece de evidencia de cuál es el impacto económico en el valor agregado de las empresas ubicadas en países de alta competitividad, donde los escenarios macroeconómicos, de innovación y mercado son más favorables. En América Latina, México y Colombia están entre los cinco países más competitivos (Foro Económico Mundial) y con mayor sostenibilidad empresarial y crecimiento (ranking Dow Jones). Pese a ello, la VcM es aún muy prevalente. Según estadísticas oficiales, el 66.7% de mujeres en Colombia (2015) y el 43.9% de mujeres en México (2016) ha sido alguna vez agredida por su pareja o expareja, ya sea de forma psicológica, física y/o sexual. Medir los costos empresariales de la VcM en estos dos países constituye una necesidad para fortalecer los argumentos de prevención desde el sector privado. Sin embargo, existe una serie de barreras que dificultan su realización. La principal es la carencia de recursos humanos especializados para realizar este tipo de investigaciones, pues requiere integrar conocimientos desde las ciencias sociales, como la teoría de género y conocimiento sobre la dinámica de la VcM, con conocimientos desde la gestión y dinámica empresarial propiamente dicha. Más de 60 investigaciones en el mundo han medido alguna dimensión o aspecto de los costos económicos y sociales de la violencia contra las mujeres. Casi la mayoría provienen de países de altos ingresos, centrándose en los costos directos reportados para el Estado o los costos individuales para las mujeres agredidas. Sin embargo, la situación es diferente para el caso de los países de Latinoamérica, y existen vacíos de conocimiento en cuanto a la medición de los costos de la VcM para el sector empresarial, las microempresas y las organizaciones en general.
Desde el año 2011, la Universidad de San Martín de Porres de Perú, en conjunto con la Cooperación Alemana GIZ, han desarrollado metodologías efectivas para involucrar al sector privado en estos procesos de investigación. Sus estudios multicéntricos en Bolivia, Paraguay y Perú han demostrado que la VcM tiene un alto costo para las empresas, pues disminuye su productividad laboral (Vara-Horna, 2013, 2015, 2016, 2018; ComvoMujer, 2015). Consecuencia de estos estudios, más de 400 se han involucrado en la causa e, incluso, en Paraguay y Perú, se han creado sellos y distintivos gubernamentales para reconocer a las empresas comprometidas, además de legislación favorable para las trabajadoras agredidas, y de modelos probados de prevención rentables para las empresas. De lo dicho, resulta conveniente aprovechar las lecciones aprendidas mediante la generación de una cooperación sur-sur para el desarrollo descentralizado de capacidades de investigación en la materia. El proyecto propuesto busca formar equipos de investigación en Colombia y México para medir los costos empresariales de la VcM en cada país, de forma descentralizada y comparativa. Estos equipos, provenientes de la academia empresarial, serían entrenados y dirigidos por la Universidad de San Martín de Porres, de Perú, asegurando la transferencia del conocimiento y lecciones aprendidas en el proceso de investigación.

Resultados clave

Los resultados se verán reflejados -principalmente- en dos reportes de investigación: “Los costos empresariales de la violencia contra las mujeres en Colombia” y “Los costos empresariales de la violencia contra las mujeres en México”. Estas publicaciones base dará origen a 1) resúmenes ejecutivos para difusión masiva en grupos empresariales, 2) por lo menos dos artículos académicos en inglés, para publicar en revistas científicas de acceso abierto indizadas en Scopus, 3). Notas de prensa.
EstadoActivo
Fecha de inicio / finalización efectiva2/1/191/31/21

Fuente principal de financiación

  • Internacional