La sentencia C-820 de 2006. La exequibilidad de un enunciado y de una clasificación constitucionalmente superflua

Resultado de la investigación: Contribución a una revistaArtículo

24 Downloads (Pure)

Resumen

Este escrito trabaja el tema de la interpretación del derecho en general, a propósito de la Sentencia C-820 de 2006, que examinó la constitucionalidad del artículo 25 del Código Civil. Allí se disponía que la interpretación que se
hace con autoridad de una ley oscura, tan solo le corresponda al legislador. Se defiende aquí la idea según la cual, con el referido fallo, se perdió nuevamente la oportunidad de proscribir, por primitivo e inconstitucional, uno de los componentes del sistema de interpretación de la ley, contenido en el Código Civil colombiano. En sentido contrario, pudo haberse avanzado en la
comprensión y alcance de la interpretación en el espacio de sistemas jurídicos complejos como los actuales. Para el desarrollo del tema y la defensa de la
idea central, se trabajan tres secciones. Inicialmente se hace la presentación estructural de la sentencia C-820 de 2006, bajo la demarcación usual del problema jurídico, de la tesis del fallo y la explicitación del aparato argumental que la sustenta. La función de ese pasaje, es la de fijar el marco de la discusión. En segundo lugar son trabajadas específicamente las leyes interpretativas, desde las reglas fijadas por la Corte Constitucional. La función de esta segunda sección es la de evidenciar, que el problema jurídico planteado por la Corte Constitucional en C-820 de 2006 ya había sido resuelto por la Corporación, y que las características y reglas de la interpretación legislativa ya estaban claras. Por último y en la sección final, se demuestra que la modulación introducida en el fallo, no fue una modulación sino una simple paráfrasis, que sacrificó las constitucionalización de las perspectivas que ofrece la interpretación constitucional en sistemas jurídicos complejos. La función de esta tercera sección, es la de develar el deseo por mantener esquemas interpretativos de dominación legislativa, y la falta de decisión por hacer una ruptura necesaria en el sistema de comprensión del derecho.
Idioma originalEspañol
Páginas (desde-hasta)1-8
Número de páginas8
PublicaciónRevista de Derecho Público
N.º20
EstadoPublicada - 2007

Citar esto

@article{50209e6cc5714bee93b2b1cd9405399b,
title = "La sentencia C-820 de 2006. La exequibilidad de un enunciado y de una clasificaci{\'o}n constitucionalmente superflua",
abstract = "Este escrito trabaja el tema de la interpretaci{\'o}n del derecho en general, a prop{\'o}sito de la Sentencia C-820 de 2006, que examin{\'o} la constitucionalidad del art{\'i}culo 25 del C{\'o}digo Civil. All{\'i} se dispon{\'i}a que la interpretaci{\'o}n que sehace con autoridad de una ley oscura, tan solo le corresponda al legislador. Se defiende aqu{\'i} la idea seg{\'u}n la cual, con el referido fallo, se perdi{\'o} nuevamente la oportunidad de proscribir, por primitivo e inconstitucional, uno de los componentes del sistema de interpretaci{\'o}n de la ley, contenido en el C{\'o}digo Civil colombiano. En sentido contrario, pudo haberse avanzado en lacomprensi{\'o}n y alcance de la interpretaci{\'o}n en el espacio de sistemas jur{\'i}dicos complejos como los actuales. Para el desarrollo del tema y la defensa de laidea central, se trabajan tres secciones. Inicialmente se hace la presentaci{\'o}n estructural de la sentencia C-820 de 2006, bajo la demarcaci{\'o}n usual del problema jur{\'i}dico, de la tesis del fallo y la explicitaci{\'o}n del aparato argumental que la sustenta. La funci{\'o}n de ese pasaje, es la de fijar el marco de la discusi{\'o}n. En segundo lugar son trabajadas espec{\'i}ficamente las leyes interpretativas, desde las reglas fijadas por la Corte Constitucional. La funci{\'o}n de esta segunda secci{\'o}n es la de evidenciar, que el problema jur{\'i}dico planteado por la Corte Constitucional en C-820 de 2006 ya hab{\'i}a sido resuelto por la Corporaci{\'o}n, y que las caracter{\'i}sticas y reglas de la interpretaci{\'o}n legislativa ya estaban claras. Por {\'u}ltimo y en la secci{\'o}n final, se demuestra que la modulaci{\'o}n introducida en el fallo, no fue una modulaci{\'o}n sino una simple par{\'a}frasis, que sacrific{\'o} las constitucionalizaci{\'o}n de las perspectivas que ofrece la interpretaci{\'o}n constitucional en sistemas jur{\'i}dicos complejos. La funci{\'o}n de esta tercera secci{\'o}n, es la de develar el deseo por mantener esquemas interpretativos de dominaci{\'o}n legislativa, y la falta de decisi{\'o}n por hacer una ruptura necesaria en el sistema de comprensi{\'o}n del derecho.",
author = "{Quinche Ramirez}, {Manuel Fernando}",
year = "2007",
language = "Espa{\~n}ol",
pages = "1--8",
journal = "Revista de Derecho P{\'u}blico",
issn = "1909-7778",
publisher = "Universidad de los Andes Colombia",
number = "20",

}

TY - JOUR

T1 - La sentencia C-820 de 2006. La exequibilidad de un enunciado y de una clasificación constitucionalmente superflua

AU - Quinche Ramirez, Manuel Fernando

PY - 2007

Y1 - 2007

N2 - Este escrito trabaja el tema de la interpretación del derecho en general, a propósito de la Sentencia C-820 de 2006, que examinó la constitucionalidad del artículo 25 del Código Civil. Allí se disponía que la interpretación que sehace con autoridad de una ley oscura, tan solo le corresponda al legislador. Se defiende aquí la idea según la cual, con el referido fallo, se perdió nuevamente la oportunidad de proscribir, por primitivo e inconstitucional, uno de los componentes del sistema de interpretación de la ley, contenido en el Código Civil colombiano. En sentido contrario, pudo haberse avanzado en lacomprensión y alcance de la interpretación en el espacio de sistemas jurídicos complejos como los actuales. Para el desarrollo del tema y la defensa de laidea central, se trabajan tres secciones. Inicialmente se hace la presentación estructural de la sentencia C-820 de 2006, bajo la demarcación usual del problema jurídico, de la tesis del fallo y la explicitación del aparato argumental que la sustenta. La función de ese pasaje, es la de fijar el marco de la discusión. En segundo lugar son trabajadas específicamente las leyes interpretativas, desde las reglas fijadas por la Corte Constitucional. La función de esta segunda sección es la de evidenciar, que el problema jurídico planteado por la Corte Constitucional en C-820 de 2006 ya había sido resuelto por la Corporación, y que las características y reglas de la interpretación legislativa ya estaban claras. Por último y en la sección final, se demuestra que la modulación introducida en el fallo, no fue una modulación sino una simple paráfrasis, que sacrificó las constitucionalización de las perspectivas que ofrece la interpretación constitucional en sistemas jurídicos complejos. La función de esta tercera sección, es la de develar el deseo por mantener esquemas interpretativos de dominación legislativa, y la falta de decisión por hacer una ruptura necesaria en el sistema de comprensión del derecho.

AB - Este escrito trabaja el tema de la interpretación del derecho en general, a propósito de la Sentencia C-820 de 2006, que examinó la constitucionalidad del artículo 25 del Código Civil. Allí se disponía que la interpretación que sehace con autoridad de una ley oscura, tan solo le corresponda al legislador. Se defiende aquí la idea según la cual, con el referido fallo, se perdió nuevamente la oportunidad de proscribir, por primitivo e inconstitucional, uno de los componentes del sistema de interpretación de la ley, contenido en el Código Civil colombiano. En sentido contrario, pudo haberse avanzado en lacomprensión y alcance de la interpretación en el espacio de sistemas jurídicos complejos como los actuales. Para el desarrollo del tema y la defensa de laidea central, se trabajan tres secciones. Inicialmente se hace la presentación estructural de la sentencia C-820 de 2006, bajo la demarcación usual del problema jurídico, de la tesis del fallo y la explicitación del aparato argumental que la sustenta. La función de ese pasaje, es la de fijar el marco de la discusión. En segundo lugar son trabajadas específicamente las leyes interpretativas, desde las reglas fijadas por la Corte Constitucional. La función de esta segunda sección es la de evidenciar, que el problema jurídico planteado por la Corte Constitucional en C-820 de 2006 ya había sido resuelto por la Corporación, y que las características y reglas de la interpretación legislativa ya estaban claras. Por último y en la sección final, se demuestra que la modulación introducida en el fallo, no fue una modulación sino una simple paráfrasis, que sacrificó las constitucionalización de las perspectivas que ofrece la interpretación constitucional en sistemas jurídicos complejos. La función de esta tercera sección, es la de develar el deseo por mantener esquemas interpretativos de dominación legislativa, y la falta de decisión por hacer una ruptura necesaria en el sistema de comprensión del derecho.

M3 - Artículo

SP - 1

EP - 8

JO - Revista de Derecho Público

JF - Revista de Derecho Público

SN - 1909-7778

IS - 20

ER -