Imágenes Diagnósticas en la evaluación de los síndromes dolorosos

Resultado de la investigación: Contribución a una revistaArtículo

Resumen

Un principio básico de la medicina dice que “nadie debería padecer dolor innecesariamente”. El mayor compromiso que debe asumir el profesional de la salud no debería ser curar, que casi nunca se logra, sino evitar el dolor y el sufrimiento en forma adecuada, procurando dignidad para las personas que trata. Estos preceptos son válidos tanto para los enfermos que presentan dolor agudo, como para los que padecen de dolor crónico. Este último problema es mucho más serio ya que no se cuenta con los conocimientos más adecuados para diagnosticarlo y combatirlo, hechos que motivan a prácticas inadecuadas, a tratamientos innecesarios, a cirugías muchas veces absurdas por falso diagnóstico. Las actuales políticas de salud han fomentado una práctica impersonal y rápida porque se debe ser “productivos”; consultas de 10 minutos, programas de fisioterapia con sesiones de 20 minutos, irrespeto por el ser humano, solicitud de exámenes innecesarios, etc., son la gran parafernalia del momento. Por ello el quehacer diario debe enfocarse hacia una medicina de verdad humanizada, que recupere esa verdadera concepción de ser médico. Se debe volver a examinar los pacientes y hacer verdaderas historias clínicas, para no caer en el facilismo actual de solicitar exámenes para hacer diagnóstico, y no para comprobarlo.
Idioma originalEspañol
Páginas (desde-hasta)121 - 129
Número de páginas9
PublicaciónGuía Neurológica 6 - La Unidad De Cuidado Intensivo
Volumen1
N.º13
EstadoPublicada - 2003

    Huella digital

Citar esto