Modernidad y tradición: los retos culturales y políticos del mundo globalizado

Translated title of the contribution: Modernity and tradition: the cultural and political challenges of the globalized world

Research output: Contribution to journalEditorialpeer-review

Abstract

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta el mundo contemporáneo? Si juzgamos la historia reciente a la luz de las metas, los valores y el programa político occidental moderno, terminaríamos enumerando una serie de resistencias de orden cultural y político que habría que vencer para que la marcha del desarrollo prosiga felizmente su cauce. Sin embargo, y he ahí el problema, quizá lo que valga la pena sea más bien enfocar nuestra atención en esas resistencias, no como obstáculos en un supuesto camino válido por sí mismo y que nadie cuestiona, sino como síntomas de necesidades de fondo, de orden social, político, cultural y hasta existencial, que los procesos de globalización han desatado y puesto en evidencia. Fenómenos que aparentemente son consecuencias negativas de la globalización o que invitan a juzgar sus procesos negativamente, pero que no se habrían articulado tan claramente y no tendrían tanta fuerza si no fuera por la globalización misma, que la constituyen y hacen que tengamos un concepto histórico y filosófico cada vez más profundo de lo que la globalización significa como experiencia histórica humana transcivilizacional. Una globalización como mundialización de la modernidad, en la que la conservación de tradiciones e identidades culturales se convierte en una prioridad política y económica consustancial a los valores que el mismo mundo moderno defiende: entre ellos los derechos humanos, la justicia y la felicidad.

Vistas así las cosas, resulta en exceso superficial valorar negativamente la globalización -o la modernidad- por generar el desmantelamiento y la pérdida de tradiciones y por traer altos costos para los marcos de referencia a partir de los cuales se construye la identidad social, política y hasta la individual, pues quizá haya sido la globalización -política, económica y cultural- el proceso histórico que más ha impulsado la necesidad de manifestar los vacíos que generan las pérdidas de tradiciones, siendo su búsqueda, conservación y defensa no una reacción a la modernidad, sino la más moderna de las reacciones. Haciendo eco a una idea de Odo Marquard, habría que hablar aquí de cómo entre más moderno el mundo se hace, más necesarias son las tradiciones, pues el porvenir necesita cada vez más del provenir, para compensar sus posibles excesos. Es deber de los analistas no reducir la comprensión de las dinámicas políticas contemporáneas a un marco de referencia binario, en el que la oposición modernidad-tradición está al servicio de juicios de valor superficiales. La realidad social y política suele ser mucho más compleja como para pensar solo en términos de "bueno" y "malo".
Translated title of the contributionModernity and tradition: the cultural and political challenges of the globalized world
Original languageSpanish
Pages (from-to)9-14
JournalDESAFIOS
Volume26
Issue number2
StatePublished - 2014

Cite this